Cirugía Oral

La extracción de molares del juicio, terceros molares o cordales, constituyen el motivo más frecuente de cirugía en la boca. Ya sea por motivo de falta de espacio, por dolor y/o infección, o porque provoquen apiñamiento de los dientes anteriores, es frecuente extraer estos molares. Muy a menudo, para tener una perfecta alineación de los dientes, es el ortodoncista el que refiere el paciente al cirujano. En general, se trata de un procedimiento muy sencillo, a menudo más sencillo que cualquier otra extracción, y casi nunca requiere dejar de trabajar o realizar una actividad normal. Las molestias tras la cirugía son en la mayoría de los casos muy reducidas. Las extracciones de los demás dientes también son un procedimiento muy frecuente. El principio a la hora de extraer consiste en ser lo menos traumático posible, producir las mínimas molestias posibles para tener la mejor recuperación posible.

En la Clínica Vilaboa, uno de los procedimientos que se llevan a cabo a la hora de hacer cualquier cirugía es la producción de plasma rico en plaquetas (PRP); consiste en obtener una pequeña cantidad de sangre del propio paciente el día de la cirugía, y al centrifugarla se obtiene un concentrado de plaquetas. Estas plaquetas contienen una gran cantidad de factores de crecimiento que permiten acelerar la regeneración de la encía, disminuír la inflamación y el dolor postoperatorio.

El objetivo del equipo de cirugía en Clínica Vilaboa es mantener la salud de la boca y tratar las patologías que surjan a nivel de dientes, encías, hueso y demás estructuras de la boca.