Blanqueamiento

Tener unos Dientes blancos es un deseo muy extendido en la población de los países desarrollados. La Clínica Vilaboa ha sido pionera en España en las técnicas de Blanqueamiento Dental. Muchas son las posibles causas que conducen a no poder disfrutar de unos dientes blancos: La ingesta de antibiótico en la infancia del tipo de la tetraciclina es sin duda una de las causas más importantes de decoloración severa de los dientes. Hoy en día ya no se recetan este tipo de antibióticos en la infancia , pero todavía estamos tratando este tipo de decoloración en pacientes de treinta años o más. Aquellos casos de tetraciclinas muy severas, a veces es necesario tratarlos mediante la combinación de blanqueamiento dental y láminas o carillas de porcelana.

Otras causas que conduce a la decoloración dentaria es la ingesta excesiva de flúor (fluorosis), el tabaco o la tinción por colorantes alimentarios de bebidas o comidas (café, te, vino, azafrán...).

El envejecimiento dental (prematuro o no), el apretamiento o bruxismo o los traumatismos dentales también producen un oscurecimiento de los dientes.

El mejor tratamiento para el paciente es muchas veces el más conservador o lo que es lo mismo, el menos invasivo. Es por este motivo por lo que el blanqueamiento dental es tan atractivo como tratamiento.

El tratamiento de blanqueamiento se puede realizar en clínica, mediante la aplicación de un gel de blanqueamiento que se coloca sobre la superficie del diente con un protector gingival . Este gel comienza su actividad gracias a la energía que recibe de una fuente de luz que puede ser de diversos tipos: luz de plasma, luz halógena o incluso en algunos casos láser. La elección de la fuente de luz plasma, halógena o láser dependerá de cada caso en concreto.

Además, el tratamiento de blanqueamiento se puede realizar o combinar con un tratamiento que se lleva a cabo en casa mediante la aplicación de otro tipo de gel de blanqueamiento en unas fundas flexibles, hechas a medida, que el paciente se colocará una media de dos horas al día. La duración de este tratamiento en casa es variable según cada caso pero puede ser de entre dos o cuatro semanas.

Una vez finalizado el tratamiento de blanqueamiento recomendamos que el paciente continúe en casa cepillándose los dientes con un dentífrico blanqueador de última generación.